Plan IT

¿Es la inteligencia emocional importante en nuestro desempeño laboral?

Equipo de Trabajo conversando

La Inteligencia Emocional es una de los 8 tipos de Inteligencia existentes según la Teoría de las Inteligencias múltiples. Esta es definida como aquella capacidad, que nos ayuda a entender de qué manera podemos influir de un modo adaptativo e inteligente, sobre nuestras emociones y en nuestra interpretación de los estados emocionales de los demás.

Pues como sabemos, nuestras emociones parecen estar siempre constantes en nuestra vida y es esta Inteligencia la que nos permite canalizarlas de la manera adecuada.

Es por esto, que en el último tiempo muchas empresas han decidido invertir en la inteligencia emocional de sus trabajadores, ya que quienes la poseen tienden a tener mejores habilidades para el liderazgo, manejo del estrés o relaciones interpersonales, pues al reconocer y controlar sus emociones, así como las de sus clientes, las personas muestran un mayor éxito en sus actividades diarias. Ante esto, podríamos afirmar que si influye y si es importante en nuestro desempeño laboral.

Sin embargo, la Inteligencia Emocional es algo que se puede potenciar o mejorar y está compuesta por distintos factores, estos son:

  • Autoconocimiento emocional: Es el conocimiento de nuestros propios sentimientos y emociones y cómo nos influyen. El conocer como actuamos o nos sentimos ante ciertas circunstancias o presiones hace que en el futuro podamos tomar mejores decisiones sobre como comportarnos.

  • Autocontrol emocional: nos permite reflexionar sobre nuestros sentimientos o emociones, para no dejarnos llevar por ellos en determinados momentos. Del mismo modo, consiste en saber detectar las dinámicas emocionales, saber cuáles son temporales y cuáles son duraderas, así como en ser conscientes de qué aspectos de una emoción podemos aprovechar y de qué manera podemos relacionarnos con el entorno para restarle poder a otra que nos daña más de lo que nos beneficia. Una buena parte de la regulación de las emociones consiste en saber gestionar nuestro foco de atención, para que no se vuelva contra nosotros mismos.

  • Automotivación: Enfocar las emociones hacia objetivos y metas nos permite mantener la motivación y establecer nuestra atención en las metas en vez de en los obstáculos. Gracias a la capacidad de motivarnos a nosotros mismos para llegar a las metas que racionalmente sabemos que nos benefician, podemos dejar atrás aquellos obstáculos que solo se fundamentan en la costumbre o el miedo injustificado a lo que puede pasar.

  • Empatía: Las relaciones interpersonales se fundamentan en la correcta interpretación de las señales que los demás expresan de forma inconsciente. La detección de estas emociones ajenas y sus sentimientos que pueden expresar mediante signos no estrictamente lingüísticos (un gesto, una reacción fisiológica, un tic) nos puede ayudar a establecer vínculos más estrechos y duraderos con las personas con que nos relacionamos. Las personas empáticas son las que, en general, tienen mayores habilidades y competencias relacionadas con la Inteligencia emocional.

  • Relaciones interpersonales: Una buena relación con los demás es una fuente imprescindible para nuestra felicidad personal. Es saber tratar y comunicarse con aquellas personas que nos resultan simpáticas, pero también con aquellas que no.

Es por esto, que para poder intervenir en nuestra Inteligencia emocional y que esta pueda ayudarnos en el ámbito laboral debemos:

Conocernos a nosotros mismos

Implica evaluar habilidades, necesidades y emociones, para poder identificar cuando debemos autocontrolarnos.

Ejercitar la empatía

Ser capaces de colocarnos en el lugar del otro. Eso podemos hacerlo hablando con nuestros compañeros, entendiendo como se sienten frente a una situación y evaluar también como nos sentiríamos nosotros si algo similar nos ocurriera.

Comunicarnos asertivamente

implica buscar el tono adecuado y el lugar para expresar un problema. Muchas veces el problema radica en como fueron expresadas algunas palabras, que lo que se quería decir o enunciar realmente. Por eso, siempre es importante saber que palabras utilizar cuando nos dirijamos a nuestro equipo de trabajo o clientes.

Trabajar en nuestras relaciones interpersonales

Mientras más cómodos nos sintamos con nuestro equipo de trabajo, más satisfechos nos sentiremos en el entorno laboral y por tanto, es altamente probable que rindamos más o nos desempeños mejor.

¿Y vos? ¿Sabés en qué grado está tu Inteligencia Emocional? ¿Hay algo en lo que debas trabajar para mejorar?

¡TE INVITAMOS A SEGUIRNOS!

Si te interesó esta nota, te invitamos a seguir nuestro blog, donde encontrarás mucha información respecto a RRHH y Consejos para tu CV y mucho más.

¿Estás en búsqueda laboral? Podés ver las vacantes que tenemos activas haciendo click acá

Si además querés saber un poco más acerca de nosotros, podés seguirnos en nuestras RRSS: FACEBOOK e INSTAGRAM

¿Te gustó esta nota? Compartila

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp